FARMINA; EL CUIDADO DEL CACHORRO

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Uncategorized
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

FARMINA

Incluir un cachorro en la familia es una decisión importante que no se debe tomar a la ligera. Son muchas cosas las que hay que tener en cuenta antes de decidirse a dar este paso pero, sobre todo, tener claro que vas a poder darle todos los cuidados que necesita.

Si ya has tomado esta fantástica decisión, el primer momento va a ser todo alegría y emoción. Pero, ¿qué tienes que tener en cuenta? Seguramente te irán surgiendo multitud de dudas, sobre todo si es la primera vez que tienes un cachorro. Para ayudarte en esta nueva aventura, te traemos algunos consejos sobre sus cuidados básicos del cachorro, sobre su salud, alimentación y educación. ¡Esperamos que te resulten útiles!
 

EL PRIMER DÍA CON TU CACHORRO

Cuando tu cachorro llegue por primera vez a su nuevo hogar todo le va a resultar confuso y extraño: el ambiente, los olores, los sonidos, la gente, etc. Por eso es muy importante que la primera impresión refleje un estado de calma y tranquilidad. Esto ayudará tu cachorro a adaptarse con mucha más facilidad hasta que poco a poco todo le resulte familiar.

Es importante que su sitio de descanso nunca sea sinónimo de lugar de castigo. Evita mandarlo a la cama después de alguna regañina para que no lo asocie con un sitio negativo. Su cama o zona de descanso tiene que ser un lugar en el que tu perro se sienta seguro, tiene que convertirse en su refugio.

Durante las primeras noches es posible que tu cachorro lloriquee algo, es su forma de lidiar con una nueva experiencia incómoda todavía para él. Lo mismo puede ocurrir las primeras veces que lo dejes solo en casa. Si lo notas intranquilo cuando se queda solo puedes dejarle alguna prenda de ropa tuya para que el olor a algo ya conocido le transmita calma y seguridad. Dejarle un reloj también puede ser resolutivo en ocasiones. Esto es porque el sonido de tic-tac simula el latido del corazón de su madre transmitiéndole un estado de calma. Déjaselo en su cama o en el sitio en donde suele descansar. 

Durante la etapa de cachorro los perros son más sensibles a los cambios de temperatura. Procura que tenga un sitio de descanso calentito para que pueda mantener su temperatura corporal.

LA EDUCACIÓN DE TU CACHORRO

Durante la primera etapa de cachorro tu nuevo compañero va a necesitar toda tu atención. Éste va a ser el momento de demostrar tu paciencia y constancia para enseñarle las primeras pautas de conducta básica para que sepa cómo comportarse en casa, en la calle o en dónde va a ser el sitio para hacer sus necesidades.

Con mucha calma y siempre premiando las buenas conductas de tu cachorro con premios y elogios, tu perro irá aprendiendo poco a poco qué esperas de él. Recuerda que cuando los perros son aún pequeños es muy habitual que no se puedan contener y vayan haciendo sus necesidades por toda la casaNunca le riñas por ello, solo conseguirás que lo siga haciendo pero evitando tu presencia.

Lo mismo pasa a la hora de «destrozar» las cosas de la casa: zapatillas, muebles, las esquinas del sofá … A partir de los 3-4 meses de edad tu cachorro empiezan a cambiar los dientes de leche. Este proceso dura hasta los 7-8 meses y suele ser bastante molesto para él ya que a medida que van perdiendo sus dientes de leche, los nuevos van asomando. Para ayudarle a hacer este proceso más llevadero y evitar que muerda otros objetos que le ayudan a aliviar las molestias, procura que tenga juguetes para cachorros a su alcance.

LA SALUD DE TU CACHORRO

En esta etapa es muy importante completar su pauta de vacunación y desparasitación. Acude a tu veterinario para que le haga una revisión, lo desparasite y, según la edad exacta que tenga, le ponga las vacunas correspondientes. También le abrirá una carta de vacunaciones o pasaporte y le pondrá su microchip correspondiente para que lo tengas perfectamente identificado.

Una vez que la pauta de vacunaciones de tu cachorro esté completa, podrás sacarlo con total tranquilidad para que interactúe con otros perros.

LA ALIMENTACIÓN MÁS ADECUADA

Al principio es recomendable repartir la comida de tu cachorro en varias tomas: mañana, medio día y noche. Es mejor que tome pequeñas cantidad repartidas a que se atiborre de una sola vez.

Procura que no haga un ejercicio muy intenso justo después de comer para evitar posibles complicaciones digestivas. Casi es mejor que tenga su momento de actividad antes de las comidas.

Compartir con los amigos

Deja una respuesta